Para más información consulte:
Asociación AFASAF
935 666 155 / 675 786 430
afasaf.fasd@gmail.com
www.afasaf.org

Guía del embarazo

ALCOHOL Y EMBARAZO

Nunca debes mezclar embarazo y alcohol.
No hay excusa: ni un sorbo de alcohol en ningún momento del embarazo.
Hay que empezar a dejar el alcohol antes de que te quedes embarazada. Lo mejor que puedes hacer para tener un niño sano es no beber alcohol. Cuando tú bebes alcohol durante el embarazo corres el peligro de tener un bebé afecto del síndrome alcohólico fetal (SAF). Esto significa un gran número de discapacidades (físicas, mentales, sociales, emocionales) que pueden afectar a los hijos cuyas madres bebieron alcohol durante la gestación.
Si necesitas dejar de beber alcohol debes dirigirte a tu médico de familia, a tu especialista, a la comadrona o a cualquier profesional de la salud que tengas a tu alrededor. Habla de ello con tu familia, tu marido, tus amigos: todos te ayudaran en tu decisión de dejar de beber alcohol.

¿Qué tipo de alcohol debo evitar?

Por concepto hay que evitar cualquier tipo de bebida alcohólica. Cerveza, vino, cócteles, refrescos, licores (whisky, ginebra, vodka), sidras: todo lo que contenga alcohol.

¿En algún momento del embarazo puedo tomar una copa?

Los especialistas estamos de acuerdo en que un vaso de buen vino a la hora de comer o de cenar no puede hacer ningún daño.

¿Cuánto alcohol debo beber para causar un síndrome alcohólico fetal?

Nadie sabe cuál es la cantidad de alcohol requerida para ello. Por lo tanto, cuanto menos alcohol, mejor.

¿Puede curarse el síndrome alcohólico fetal?

No. La gente que sufre del síndrome alcohólico fetal es para toda su vida. Son personas que con frecuencia requieren cuidados especiales en temas de educación, programas de formación, profesores y tutores, y atención a lo largo de su vida.

Para más información
Para más información