Guía del embarazo

EDEMAS Y EMBARAZO

Durante el embarazo el cuerpo produce un 50% más de sangre y fluidos corporales destinados a cubrir las necesidades del futuro bebé.
La hinchazón del cuerpo es normal durante el embarazo, y es causada por este aumento adicional de sangre y líquidos. Esta hinchazón, conocida también como edema, es habitual en manos, cara, piernas y pies.
Esta retención extraordinaria de líquido es necesaria para ablandar el cuerpo mientras el embarazo sigue su curso, y prepara los tejidos y articulaciones de la pelvis para el momento del parto. Una cuarta parte del peso ganado por la embarazada corresponde a este líquido retenido.

¿Cuándo ocurren los edemas durante el embarazo?

Los edemas pueden tener lugar en cualquier momento del embarazo, pero habitualmente aparecen en el segundo trimestre de la gestación, y aumentarán a lo largo del tercer trimestre.
Poca o mucha hinchazón es normal durante todo el embarazo. Si en un momento dado notas una súbita hinchazón de manos o cara debes contactar con tu médico.

Los factores que pueden influir sobre la hinchazón son:

  • El calor en épocas de verano.
  • Estar de pie durante mucho rato.
  • Tener mucha actividad a lo largo del día.
  • Dietas pobres en potasio.
  • Beber mucho café.
  • Comer con mucha sal.
¿Qué puedo hacer para evitar la hinchazón?

Los edemas pueden evitarse en parte comiendo alimentos ricos en potasio, como los plátanos, y evitando ingerir líquidos con cafeína.

  • Evita estar de pie mucho rato.
  • Procura no tener actividad fuera de casa cuando hace calor.
  • Descansa con los pies elevados.
  • Lleva calzado cómodo.
  • Ve a nadar a la piscina.
  • Utiliza paños de agua fría sobre las zonas con hinchazón.

Para más información